dragon-amarillo1-300x226Oxkutzcab, Yucatán a 23 de septiembre de 2013 (Bernardo Caamal Itzá).-Este martes 24 de septiembre, el Comité de Sanidad Vegetal de Yucatán (CESVY), continua el control químico en la zona urbana de Pustunich (Ticul) para frenar el avance de la Diaphorina, insecto transmisor del HLB o Dragón Amarillo en los cítricos.

De acuerdo al programa de trabajo para esta semana, en cuanto al control químico, en Dzan se realizará a partir de este jueves 26 de septiembre, señaló Antonio Novelo Cocom, coordinador de la campaña del HLB en la región sur de Yucatán.

Indicó que brigadas del CESVY ,sus fumigaciones en la zona urbana, las realizan entre las 7.30 a 12 del mediodía.

Novelo Cocom, aprovechó la ocasión para destacar también en referente a las actividades de la caravana itinerante que informa sobre el HLB, para este mismo martes 24, estará a partir de las 9 de la mañana en la cabecera municipal de Tzucacab, y trabajará con la población en general y también con los estudiantes de esta localidad. Entre su agenda de trabajo, esta caravana estará en Dzan el miércoles 25 y jueves 26, coincidiendo este mismo día con las actividades de control químico que realiza el CESVY con los citricultores.

Las actividades programadas por el CESVY continúa a buen ritmo, a pesar de más de 13 días de lluvias que se registró por esta región, por otro, los técnicos que trabajan contra el HLB, señalan que han notado que durante los días de lluvia, debido a las intensas precipitaciones, la población de insectos bajó notablemente, aunque ahora con los días soleados, y con los rebrotes de los cítricos, existen las condiciones ideales para que nuevamente aumente la población de la Diapohorina, lo que implica reforzar el trabajo con los productores y autoridades que trabajan en coordinación con este organismo.

Por lo pronto en reuniones técnicas que realiza el CESVY, analizan la información de los laboratorios, los datos que aportan el muestreo de insectos que se realizan en los huertos citrícolas, asimismo la información en referencia al trabajo de coordinación que se realizan con los citricultores de la región, permite afinar estrategias de trabajo y de ese modo continuar la lucha frontal para bajar la población de la Diaphorina y el HLB.