Sinanché, Yucatán; 28 de julio de 2017 (ACOM).- Pescadores dedicados a la captura del mero y langosta atraparon ayer un ejemplar de pez león frente a las playas de San Crisanto.

El extraño hallazgo del animal, altamente venenoso y depredador de arrecifes, sorprendió a los hombres de mar, quienes rápidamente lo colocaron en un recipiente tras sacarlo del mar.

Según explicó el buzo Porfirio Kantún, se topó con el exótico pez, de unos 20 centímetros de largo, alrededor de las diez de la mañana de este jueves.

Ante el singular descubrimiento, decidió llevárselo para informar a la sociedad que en las aguas yucatecas existe esta especie.

Cabe señalar que el pez león es considerado un pez invasor, venenoso, con una reproducción rápida y agresivo al buscar comida, pues se alimenta de prácticamente cualquier cosa y que, además, por su origen de ornato, no tiene depredadores naturales.

El pez fue avistado por primera vez en las aguas yucatecas hace unos quince años, sin embargo, las autoridades pesqueras de Yucatán han informado que, aunque se monitorea su crecimiento en la región y las potenciales afectaciones que pudiera traer consigo, no hay daños significativos en los arrecifes del estado.