Celestún, Yucatán, 29 de marzo de 2019.- Otro predio de este municpio costero fue asegurado anoche , en un fuerte operativo realizado por personal de la Policía Federal Ministerial (PFM), agentes del Ministerio Público Federal (MPF), en coordinación con la Secretaría de Marina, de la SSP y Policía Municipal, donde funcionaba una bodega clandestina que alojaba cientos de kilos de pulpo, especie acuática en veda.

A la casa ubicada en el fraccionamiento “Fonden”, al norte de este puerto, arribaron elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) con apoyo de las demás corporaciones alrededor de las 20 horas, para comenzar con sus investigaciones las cuales se convirtieron en el decomiso de casi tres toneladas de pulpo, que se hallaba la mayoría en estado de descomposición.
Se confiscado tres neveras grandes, así como dos tinas de plástico. Mientras en camionetas fue asegurado el producto ya embolsado con los cientos de kilos del molusco que despedían un olor a podrido.


Se ignora si hubo detenidos, pues los vecinos informaron que desde hace unos días se veía rondando en esta zona una patrulla, esperando seguramente la orden de cateo para intervenir.
Hace apenas 15 días en el puerto de abrigo las mismas corporaciones confiscaron media tonelada de pepino de mar e igual cantidad del octópodo y en ese entonces detuvieron a integrantes de una familia celestunense, tres hombres y una mujer, además de clausurar la bodega.