Celestún, Yucatán; 27 de enero de 2019 (ACOM).- Tremendo desastre generó la entrada del frente frío 31, ya que causó severos daños materiales en este puerto del poniente del estado.

Alrededor del mediodía, fuertes vientos combinados con lluvia, ocasionó que aproximadamente una docena de postes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cayeran, dejando sin energía eléctrica a este municipios.

El intenso viento también generó olas de gran tamaño, ocasionando inundaciones en varios sectores de la población. Así como el derrumbe de conocido restaurant “La Palapa”, ubicado a escasos metro del mar, dejando pérdidas por miles de pesos.

Protección Civil reportó que la colonia “Cartolandia” la cual se encuentra cerca de la ciénaga se inundó, además el Puerto de Abrigo se desbordó.

Habitantes del puerto no se imaginaron los destrozos que ocasionó el frente frío y calificaron a este fenómeno como un “breve huracán”.

El mal tiempo ahuyentó a los turistas que se encontraban en el lugar y que habían llegado para pasar un domingo tranquilo.

Afortunadamente no hubo reporte de personas lesionadas.

Violento “Norte” también se siente en Sisal

Habitantes de este puerto se llevaron tremendo susto, pues la lluvia acompañada de fuertes vientos dejaron considerables daños materiales, demostrando el “gran poder” de la madre naturaleza.

Minutos antes de las 11 de la mañana, los termómetros bajaron drásticamente, al pasar de 28 a 10 grados centígrados. Horas más tarde la temperatura aumentó a 18°C.