Celestún, Yucatán, 13 de marzo de 2019 (ACOM).- En  un operativo de fuerzas federales y estatales en un predio habilitado como bodega se logró decomisar una tonelada de especies marinas en veda.

El convoy conformado por efectivos de la Sedena, Semar, y Fiscalía General de la República (FGR), Policía Federal y la Secretaría de Seguridad Pública llegó cauteloso para apostarse en la vivienda de la calle 2, en las inmediaciones del puerto de abrigo entre las 3 y 4 de la mañana.

Las autoridades encargadas detuvieron al propietario de la bodega, Flavio Javier Huchim Flores (a) “Puli” y a otras tres personas más, entre ellos sus hijos.

En total fueron confiscados 500 kilogramos del molusco y 500 de la holoturia. El cuarteto fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal.

También se les decomisaron equipos prohibidos de pesca.

Hasta esta mañana se podía ver custodiando el lugar de los hechos a una unidad de la Policía Municipal.