Motul, Yucatán; 1 de julio de 2020 (ACOM).- Como cada año las celebraciones en honor a la Virgen del Carmen se esperan con gran entusiasmo en Motul, en está ocasión a causa del COVID-19, los festejos se realizarán de diferente manera.

Joel Tuz Canul, párroco de la comunidad, encabezó el acto de la bajada a las afueras del templo de San Juan Bautista, ahí prosiguió para llevar la imagen junto a los estandartes que tenía cada integrante de los gremios católicos, para seguidamente depositarla en un altar instalado dentro de la iglesia.

En Motul se acostumbra realizar todas las madrugadas del 1 de julio, una mega procesión que es acompañada con mariachis, mañanitas, voladores, arcos, flores, veladoras.

Este año los festejos son diferentes pues el coronavirus ha cobrado la vida de 7 personas y se ha reportado un total de 34 casos en la población.

Se ha mantenido la ciudad bajo vigilancia, pues solo la semana pasada el municipio registró su día más nefasto tras el inicio de la pandemia, al reportarse 6 casos en un solo día.

En la homilía, el Párroco local, Joel Tuz Canul dijo; «Dios nos va a cuidar cuando nosotros nos cuidemos, no tengamos miedo, el miedo no nos ayuda a mirar con claridad, la desesperación nos impide tomar decisiones correctas que a veces nos duelen mucho, como hoy, renunciar a la bajada a la que estamos acostumbrados se que nos ha dolido, pero lo teníamos que hacer por fe, por prudencia y por obediencia», finalizó.

Se espera que las personas de los gremios utilicen la prudencia para no realizar reuniones o actividades que puedan concentrar mucha gente, el fin de la pandemia está muy lejano y es momento de permanecer unidos ante el COVID-19 y buscar nuevas formas para demostrar la fe.