Tahdziú, Yucatán; 23 de septiembre de 2019 (ACOM).- Por viejas rencillas familiares, hijos de policías municipales intentaron lapidar un predio de la calle 14 por 9 del centro de esta población. Al ser repelido el ataque, uno de los agresores recibió una pedrada en el rostro y fue trasladado a una clínica particular en Peto.

Los hechos ocurrieron la tarde-noche del sábado, cuando jóvenes que trabajan fuera de la población llegaron ebrios e intentaron resolver sus discrepancias con lujo de violencia. Cabe señalar que además son hijos de un agente local que incluso es compadre del alcalde Pedro Yah Sabido.

De manera extraoficial, se indicó que tres jóvenes tuvieron diferencias en una obra donde laboran como obreros en la capital yucateca, por lo que al llegar a sus casas y al calor del alcohol intentaron ponerle fin a viejas rencillas familiares.

Los hijos de un policía municipal acudieron a un predio de la calle 14 por 9 del centro con la intención de lapidarlo y retar a golpes a unos jóvenes que estaban en el interior, estos repelieron el ataque a su vivienda y la situación se convirtió en una batalla campal.

Tras la “lluvia” de piedras, uno de los jóvenes agresores salió lesionado con una herida en el rostro, por lo que tuvo que ser trasladado a una clínica particular de Peto para recibir atención médica.

Trascendió que no hubo detenidos, pues el alcalde ordenó que la situación se resuelva en la comandancia, enviando citatorios a los involucrados para firmar un acuerdo de convivencia.