Tahdziú, Yucatán; 29 de octubre de 2018 (ACOM).- Un pequeño de apenas 7 años de edad perdió la vida anoche en el hospital O’Horán de Mérida luego de que varios bloques de cemento le cayeran encima al momento de bajar naranjas en el patio de su casa.

El fatal accidente, que ha enlutado de nuevo a este municipio del sur del estado, se registró el domingo por la tarde en un predio de la calle 18 entre 9-A y 11 de la colonia Juana de Asbaje.

Allí, el menor H.E.D.V. intentó alcanzar la copa de un naranjero subiéndose a una pared de una habitación en construcción.

Desgraciadamente todo parece indicar que apenas se habían levantado los paños de bloques y las cadenas que sostienen la estructura no estaban coladas, por lo que estos se desprendieron y cayeron sobre el niño.

Después del incidente, el pequeñito presentó dificultades para respirar y fue trasladado de inmediato al doctor de la comunidad, quien al ver la gravedad pidió canalizarlo al hospital comunitario de Peto. Más tarde, se le llevó al hospital O’Horán de Mérida.

Entrada la noche, en la comunidad comenzó a rumorarse que el chico no había soportado el accidente y que los golpes internos habían acabado con su existencia.

Más tarde, la policía municipal acudió al domicilio de la familia para acordonar el área del accidente.

Conforme transcurrían las horas, la noticia del lamentable fallecimiento se fue agudizando y confirmando entre las familias de esta población, considerada una de las más pobres del país y escenario de un feminicidio de una niña de seis años que conmocionó a todo Yucatán a mediados de agosto.

Posteriormente, autoridades locales confirmaron que el accidente del domingo cobró la vida del menor, por lo que la comunidad se encuentra consternada y espera la llegada del cuerpo para darle cristiana sepultura.