Espita, Yucatán; 13 de noviembre de 2018 (ACOM).- Muerto en el monte fue como José J.C.C., de 42 años, encontró a su padre Wenceslao C.C., en la villa de Espita.

Los hechos ocurrieron en la calle 3 entre 16 y 18, tras lo cual José solicitó apoyo a policías municipales, quienes llegaron al lugar con un paramédico que confirmó que el hombre de 85 años de edad había fallecido.

El hijo narró a los policías estatales que la última vez que vio a su padre fue ayer al mediodía, cuando le dijo que iría a limpiar su terreno, por lo que al ver que ya estaba cayendo la noche fue a buscarlo y lo encontró tirado en un lote.

Los oficiales acordonaron el sitio y dieron aviso a la Fiscalía General del Estado.

Más tarde llegaron al lugar de los hechos la Policía Estatal Investigadora (PEI) junto con los médicos forenses, quienes determinaron que el viejito murió de un infarto al miocardio.

El cuerpo fue entregado a los familiares para que le den pronta sepultura.