Suma de Hidalgo, Yuc., 16 de abril de 2012 (ACOM).- Francisco Tun Xool se encuentra grave tras dispararse accidentalmente cuando intentaba cazar una iguana para comer.

Tun Xool desde temprana hora se encontraba en la desfibradora henequenera donde labora, y al ver colgada la escopeta del encargado del lugar la agarró “prestada” y se dirigió a la parte trasera del sitio para cazar.

Al ver una iguana intentó acercarse para dispararle desde un mejor ángulo, pero en su intento tropezó con  una piedra y golpeó el rifle ocasionando que éste se disparara y le diera a la altura de su abdomen, ocasionando que se perforara el intestino grueso y que sus vísceras quedaran expuestas.

Un joven escuchó la detonación y avisó al encargado don José Eduardo Pech Pech, quien al percatarse de la situación notificó de inmediato a las autoridades y a los familiares del lesionado, quien además tuvo crisis nerviosa debido al accidente al tiempo que se quejaba de dolor.

El lesionado fue trasladado a la clínica de la localidad y posteriormente de emergencia lo enviaron al hospital O’horán para su atención.

También llegó al sitio la unidad 2084 al mando de Antonio Tut Matú para tomar conocimientos de los hechos y reportar a las autoridades fiscales, quienes realizaron el peritaje correspondiente.

De acuerdo con los últimos informes Tun Xool de 54 años se debate entre la vida y la muerte y podría ser operado en las próximas horas.