Yucatán; 15 de marzo de 2019 (ACOM).- Dos personas que viajaban alcoholizadas en un Beat Chevrolet salieron milagrosamente ilesas tras colisionar por alcance contra un pesado camión. El aparatoso accidente se registró en la Mérida-Chetumal, a unos metros del puente del entronque a Peto.

Alrededor de las dos de la tarde, conductores que transitaban sobre el tramo Peto-Mérida alertaron a la policía municipal sobre un aparatoso accidente, incluso se hablaba de una persona prensada en el interior de un vehículo compacto.

Patrullas de la policía estatal y de Peto llegaron al lugar para encontrarse con dos personas alcoholizadas y que, milagrosamente salieron con raspones y golpes leves de un Beat Chevrolet, color gris y con placas de circulación YWT-721-C de Yucatán.

Al entrevistarse con los uniformados, el conductor respondió al nombre de Snelinguer Francisco C.L. y su copilo Marco Tulio P., estas personas venían manejando y embriagándose desde Tulum, Quintana Roo, y su destino era Mérida, Yucatán.

Al parecer, los alcoholizados ocupantes del compacto descendieron a exceso de velocidad el distribuidor vial del entronque de Peto, después de avanzar unos metros, no pudieron reducir la velocidad y se impactaron brutalmente contra un camión de carga, con placas de circulación YU-2554-A de Yucatán y conducido por Manuel Jesús M.C.

Aunque el Beat quedó completamente con la parte frontal destrozada, sus ocupantes salieron ilesos, gracias a que traían puesto el cinturón de seguridad y se accionaron las bolsas de aire.

Turbados por el alcohol, Snelinguer y Marco Tulio insistían en que “una zarigüeya se atravesó”, inconscientes del brutal accidente que habían librado, estaban más preocupados por conseguir lumbre para sus cigarros.

Elementos de la policía municipal de Peto vigilaban la vialidad en el transitado tramo carretero, así mismo llegó una patrulla de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y la policía federal, quienes se hicieron cargo del percance.